¿Cómo se determina el pago para ARL de los cotizantes independientes con alto riesgo?

Según lo establecido en el Decreto 0723 del 15 de abril de 2013, los trabajadores independientes que laboren en actividades de alto riesgo y las personas vinculadas a través de un contrato formal de prestación de servicios, deberán estar afiliadas al Sistema General de Riesgos Laborales.
La norma indica que se aplica a las personas vinculadas a través de un contrato formal de prestación de servicios con una duración superior a un mes, los que se considerarán contratistas; a los contratantes, y a los trabajadores independientes que laboren en actividades catalogadas por el Ministerio del Trabajo como de alto riesgo.

Cotización y Pago

La cotización de las personas a las que se les aplica el presente decreto, dependerá de la clase de riesgo del centro de trabajo de la entidad o institución y los que se generen de la actividad ejecutada por el contratista.

La base para calcular las cotizaciones de las personas a las que cobija esta medida, no será inferior a un salario mínimo legal mensual vigente, ni superior a 25 salarios mínimos legales mensuales vigentes y debe corresponder a la misma base de cotización para los Sistemas de Salud y Pensiones.

Por otra parta la Resolución 2087 de 2013 determinó la forma como los independientes contratistas deben aportar a las Administradoras de Riesgos Laborales (ARL): Mediante la planilla “Y”, las empresas contratantes deberán pagar de manera obligatoria a las ARL los aportes de sus contratistas que desempeñen actividades de riesgo IV o V.

Adicionalmente la normatividad estableció que el pago de dichos aportes debe hacerse por medio de la planilla Y en la cual de manera opcional, también podrá hacerse el pago de aportes a salud y pensión cuya obligación sí le corresponde al contratista.

Si el contratante sólo utiliza este tipo de planilla para pago de aportes a riesgos laborales del independiente contratista en riesgos clase 4 y 5, este último deberá continuar pagando sus aportes los subsistemas de salud y pensión por medio de la planilla I como se ha venido manejando hasta ahora.

En el caso de contratistas que lleven a cabo actividades de riesgos clase 1, 2 y 3, no sufren ninguna modificación en el mecanismo de pago de aportes por concepto de salud, pensión y riesgos laborales de acuerdo al Decreto 0723 de 2013, por lo tanto deben seguir usando la planilla I para cumplir con su deber frente al Sistema General de Seguridad Social (SGSS).

Es importante tener en cuenta que aunque es el contratante el obligado a realizar la afiliación a la ARL, no en todos los casos es responsable de asumir el costo del aporte; así pues, como bien lo indica el artículo 2.2.4.2.2.13 del Decreto único del sector trabajo 1072 de 2015, cuando el trabajador independiente ejerza una actividad que corresponda a los niveles de riesgo I, II y II será él mismo quien deberá asumir el costo de la cotización; pero si se trata de una actividad en el riesgo IV o V, el pago de la cotización a ARL debe realizarla el contratante.

Como este tipo de trabajador no tiene relación directa con ningún contratante, debe realizar sus aportes de forma totalmente autónoma, lo que incluye la obligación de cotizar a la ARL, bien sea realizando la afiliación personalmente, o de manera colectiva mediante una agremiación o asociación.

El independiente que decide realizar su afiliación y cotización a título personal puede realizar su cotización mediante la Planilla I, cotizante 57; pero si se trata de un taxista, deberá aportar bajo el tipo de cotizante 57, pagando por medio de una planilla Y.

Ingreso base de cotización

Las reglas para la determinación del ingreso base de cotización –IBC– operan de la misma manera para ambos tipos de independientes.

En consonancia con lo indicado en la Ley 1753 de 2015, el IBC de los trabajadores independientes es el 40 % de sus ingresos mensuales, sin que dicho valor pueda ser inferior a un salario mínimo; por lo cual es claro que la base mínima para la liquidación de aportes de cualquiera de los independientes a los que nos hemos referido, es de 1 smmlv.

Para ejemplificar lo mencionado hasta el momento, supongamos el caso del señor Carlos Perez, quien ejerce el oficio de pintor, devengando honorarios mensualmente por $1.000.000.

Como el 40 % de dicho ingreso mensual son solo $400.000, el señor Perez debe realizar su cotización sobre el salario mínimo vigente, es decir que su IBC serán $781.242 por el año 2018.

Si el señor Perez devengara $3.000.000 mensuales, el 40 % estipulado en la norma serían $1.200.000 y en tal caso, ese será su IBC, sin ser posible disminuirlo al smmlv, pues dicho valor es un tope mínimo mas no una constante permanente.

 

Estamos trabajando en nuestra tienda virtual para brindarte una experiencia única Descartar

WhatsApp chat