1+7946777 - 7+6342032 - 3107818192 contacto@makroltda.com

La inteligencia artificial (IA) es una de las grandes promesas de la industria tecnológica. Y, aunque ya existen soluciones que las empresas pueden implementar para mejorar muchos sectores, aun es una desconocida para muchos. Las expectativas van más allá del mundo empresarial y abarca tambien el ambito social, el entretenimiento y en si todo lo que conocemos y es que la inteligencia artificial está llamada a ser la gran revolución tecnológica de los próximos años , con aplicaciones que van desde la detección precoz del cáncer hasta la lucha contra la deforestación del Amazonas o mantener la privacidad de los más pequeños mientras detecta posibles casos de ciberacosos, resolución de asuntos jurídicos de forma más eficiente que los abogados, o como recientemente publico la corte constitucional de Colombia que el reparto de tutelas se proyecta realizar con el uso de IA en el corto plazo para evitar mayor transparencia, pasando por el cuadro creado por inteligencia artificial que se remató por más de 400 mil dólares, diseñado por una computadora, alimentada con obras de los siglos XV y XX, que salió a subasta por 7.000 dólares pero los compradores se lo disputaron, entre muchas mas realidades del uso de la IA.

Una de las grandes empresas tecnológicas que están apostando con más fuerza por esta tecnología es Google, que entre otros proyectos relacionados con IA recientemente anunció que destinará 25 millones de dólares a ayudar a organizaciones que usen la inteligencia artificial para «solucionar problemas sociales, humanitarios y medioambientales».

Pero que es la Inteligencia artificial?

La inteligencia artificial  es la inteligencia exhibida por máquinas. En ciencias de la computación, una máquina «inteligente» ideal es un agente racional flexible que percibe su entorno y lleva a cabo acciones que maximicen sus posibilidades de éxito en algún objetivo o tarea

Crecen Las Oportunidades, Pero También Los Riegos

Pero no todo es bueno y como la gran mayoría de los desarrollos depende del uso que se les de, Neustar ha publicado recientemente un estudio que destaca la creciente preocupación en torno a las vulnerabilidades de seguridad, incluidos los temores en torno al impacto de la inteligencia artificial (IA) en las defensas de seguridad de la empresa, Según el informe, los profesionales de la seguridad reconocen el potencial de la IA en la ciberseguridad: el 87% de los encuestados está de acuerdo en que marcará una diferencia en las defensas de su empresa. Sin embargo, el 82% están preocupados por la posibilidad de que los atacantes utilicen esta tecnología contra su compañía, siendo los datos robados la mayor preocupación para el 50%, mientras que un 19% cita la pérdida de confianza de los clientes, y un 16% la pérdida de rendimiento empresarial y las implicaciones de costes. Como resultado, casi el 60% de los responsables de seguridad están preocupados por adoptar la tecnología IA en sus organizaciones.

Crear reglas de juego

Y es que precisamente el pasado 23 de Octubre y luego de varios meses de trabajo, un grupo privado de expertos propuso una serie de pautas diseñadas para la protección de la humanidad frente a la variedad de amenazas latentes y potenciales de la Inteligencia Artificial (IA), el grupo tiene sede en Bruselas, Bélgica.

La propuesta incluye 12 directrices relacionadas a la protección de la seguridad y libertades civiles, y solicita al gobierno de Estados Unidos que también las adopte.

El grupo privado es una coalición llamada The Public Voice establecida en 1996 por el Centro de Información de Privacidad Electrónica (EPIC, siglas en inglés) que promueve la participación pública en decisiones relativas al futuro de Internet, y abordó diversos temas, desde privacidad y libertad de expresión hasta protección al consumidor y gobernanza de Internet.

«Directrices universales para la Inteligencia Artificial» es el nombre del trabajo publicado, cuya declaración aborda los desafíos de los sistemas de computación inteligentes y propone recomendaciones precisas con el fin de mejorar e informar su diseño. El trabajo se anunció en la Conferencia Internacional de Comisionados de Protección de Datos y Privacidad de 2018, llevada a cabo del 22 al 26 de octubre en Bruselas, en él intervinieron sociedades científicas, grupos de reflexión, ONG y organizaciones internacionales.

Directrices universales para la IA

1. Derecho a la transparencia. Toda persona tiene derecho a conocer la base de una decisión de IA que les concierne, incluye el acceso a los factores, la lógica y las técnicas que produjeron el resultado.

2. Derecho a la determinación humana. Toda persona tiene derecho a una determinación final hecha por una persona.

3. Obligación de identificación. La institución responsable de un sistema de IA debe darse a conocer al público.

4. Obligación de imparcialidad. Las instituciones deben garantizar que los sistemas de IA no reflejen un sesgo injusto ni tomen decisiones discriminatorias inadmisibles.

5. Evaluación y obligación de rendición de cuentas. Un sistema de IA debe implementarse solo después de una evaluación adecuada de su propósito y objetivos, sus beneficios y sus riesgos. Las instituciones deben ser responsables de las decisiones tomadas por un sistema de IA.

6. Exactitud, confiabilidad y obligaciones de validez. Las instituciones deben garantizar la exactitud, confiabilidad y validez de las decisiones.

7. Obligación de calidad de los datos. Las instituciones deben establecer la procedencia de los datos y garantizar la calidad y relevancia para la entrada de datos en los algoritmos.

8. Obligación de seguridad pública. Las instituciones deben evaluar los riesgos de seguridad pública que surgen del despliegue de sistemas de IA que dirigen o controlan dispositivos físicos, e implementan controles de seguridad.

9. Obligación de ciberseguridad. Las instituciones deben proteger los sistemas de IA contra las amenazas de ciberseguridad.

10. Prohibición de perfiles secretos. Ninguna institución establecerá o mantendrá un sistema secreto de perfiles.

11. Prohibición de puntuación unitaria. Ningún gobierno nacional establecerá o mantendrá una puntuación de propósito general en sus ciudadanos o residentes.

12. Obligación de terminación. Una institución que ha establecido un sistema de IA tiene una obligación afirmativa de terminar el sistema si ya no es posible el control humano del sistema.

 

 

WhatsApp chat